lunes, diciembre 31, 2007

Taxi Driver

Las noches limeñas eran más seguras para él, se conocía la ciudad palmo a palmo, los escondrijos más desolados, los burdeles perfectamente camuflados como saunas, los empresarios ke subían con sus amantes, los maricones ke no se tocaban durante el camino porke se avergonzaban ke un viejito bigoton de ojos escandalosamente claros se fijara en ellos a traves del retrovisor, un viejito ke no lo era tanto, solo ke parecia, le gustaba aparentarlo. Todas las noches antes de despedirse de su mujer, esta le decia ke se recorte un poco el bigote mientras hacia un pikito para besarlo, nadie más se despedia de él, no tenian niños, siempre los kiso, pero ella no podia darselos, después de hacerle el amor siempre pensaba, no importa, ella me kiere por toda una familia.

Mae'trito, ha'ta lo' Barracone'?. Nada zambito, no llego. Solo una noche realmente mala lo haria ir hasta los Barracones, en un noche realmente mala se estaba convirtiendo, algun olorcillo de carretilla desperto su animal interior, animal como llamaba su mujer a su hambre. Torció en la curva ke tanto adora, donde la vió por primera vez, donde ella subió a su taxi y donde lo encantó con su sonrisa. Bajó del auto frente al Chulo's, recordó ke el ají es la principal causa de su gastritis, no importa pensó, aunke paresca escupitajo de volcan, aunke pike de solo olerlo, mejor no seguir pensando, ya se le hacia agua la boca.

Volvía a casa para darle la sorpresa, compró otra Chuloburger, a un par de blokes vio a su vecinillo Dany, se adelantaba alzando la mano, parecia imitando a Hitler, siempre rígido el Dany. Mister, aca a Circunvalación. Sube no más hijo, prometo no cobrarte mucho. Conversaron durante el camino, como iban los estudios, si hay flakita por ahi, si ya estaba dejando la huevadita, ni sonreia el Dany, no importa, al parecer ni podia hacerlo.

Emprendió a toda marcha el camino de vuelta, keria llegar lo más rápido posible, tomó la ruta alternativa cuando vió a la más espectacular de las morenas alzando la mano, no pudo evitarlo, se le despertó el otro animal. Señor buenas, hasta Circunvalación, un par de cuadras, cuanto? Si kieres gratis negrita pensó, estaba cerca, y era el mismo sitio donde lo habia llevado al rígido Dany, fiesta al parecer.

Se pasaron un par de horas conversando mientras ella devoraba su chuloburger, él la miraba, hasta la lechuga entre sus blancas perlas eran hermosas, hasta la chuloburger era hermosa porke tocaba sus labios, todo era hermoso hasta ke ella se levantó y le envió de vuelta al trabajo.

Cinco y cuarto, cinco y dieciseis, le gustaba ir a la Costa Verde para ver el amanecer, saliendo de la Canadá, vió una figura parecida, la morena espectacular una vez más, el Dany, el pasavuelteado Dany, arrastrando a la perfección, el absurdo de ke algo tan bello sea un despojo. No pareció reconocerlo, Mister, a Santa Úrsula. Pasión, seria un título demasiado conservador para lo ke se vió en el asiento trasero, carraspeó, dos veces, tres veces, bueno, no lo escuchaban, hiso movimientos bruscos en las curvas, aceleró para asustarlos y solo consiguió ke le perfeccion sea más perfecta aun, sin blusa, sin nada más ke los tacos puestos, ya no era incomodo, ya era... perfecto.

El alba en su plenitud le dió la bienvenida mientras metía las llaves, su esposa lo esperaba sobre la cama viendo el noticiario, siempre con una sonrisa, eso, eso era lo mejor del día, su sonrisa, no habia comparación entre la noche y la mañana, con la luz acariciandole el rostro se dió cuenta de lo ke en realidad era perfecto.

1 comentario:

JoseLo dijo...

enano de mierda, que genial la historia
en serio
felices 20!
genial historia