miércoles, junio 11, 2008

El Escribidor que Sueña


Salvador Elizondo tiene mucha razón en esa intrincada entrada que da pie a La Tía Julia y El Escribidor de Vargas Llosa, es que a veces uno se sueña escribiendo, bueno, por lo menos yo me salgo de órbita antes de escribir.

En esta bitácora puse mucha frustración en un principio, después mi imaginación empezó a aflorar dando paso a un sin fin de historias entrelazadas que, casi sin darme cuenta, comentaban de mi sórdida adolescencia y un interminable universo de abstracción que hasta este momento me queda por decifrar en cuantiosas cantidades.

Con esta remembranza no solo trato de recapitular la serie de desventuras amorosas que retrate con un poco de temor al principio, sino mas bien, rendirles homenaje por ser de aquellas primeras publicaciones -poco leídas por cierto- de las que siempre me voy a sentir orgulloso, mis sueños y objetivos quedaron claros cuando empecé este blog en parte diario y tengo que hacer una breve mención honrosa a este anatomicamente impensado personaje cual es mi primo José -grande gordito!-, por ser de aquellos pocos que viendo mis literarias y bohemias inclinaciones pusieron a mi alcance este tipo de herramientas para desarrollar lo que planeo ser a futuro.

Como escribidor practicante seguiré en este duro camino literaturesco en el cual me he aventurado sin advertencias que mediaran en alguna decisión previa al inicio de mis travesuras sobre el papel o la web, ahora en la universidad, dejando de lado, por completo, mis pininos en los medios de prensa, me quedara menos tiempo para sentirme "inspirado", pero habrá más que contar, más chicas a las cuales besar y de las cuales sentirme parcialmente enamorado, más historias de mi eterno amor adolecente con la cual comparto facultad mas no clases, más decisiones apresuradas e irreversibles, más de todo lo que puedo decir que me gusta.

Siento muy prematuro dar por inicio una nueva temporada, pero esta vez, por lo menos, me siento leído, por mi familia como siempre, por amigos a los cuales acoso para que abran el link de este blog el cual les envío cada cinco minutos, y aunque sea, por un par de extraños a los cuales agradezco. Siendo repetitivo, agradezco nuevamente, pues escribidor me siento y escritor me sueño.

3 comentarios:

JoseLo dijo...

Escribidor y escritor ya eres, no te hagas
Mas bien cuando me puedes dar unas clases de redaccion, jaaaaaaaaaaaa

julie dijo...

me gusta tu estilo es ameno, rápido, juvenil y está de acuerdo a tu juventud, mas la tristeza que infiero de ello, me lleva a pensar que efectivamente eres un escritor que escribe sobre lo vivido, por lo tanto llevas tu realidad a una fantasía donde asumes un personaje ylo recreas en un mundo conocido no sólo por ti sino también por muchos.
estas dejando atrás a los escritores lesbicos que inundan mi país.
te quiero mucho
Julie

FabuMona dijo...

Si ya te decidiste, ni modo pues, sólo te queda vivir INMENSAMENTE, que es el único modo de alimentar la materia prima para esta vaina.
Suerte en el camino, que las neuronas las tienes!