miércoles, agosto 27, 2008

Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.
Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.
Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.
Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.
Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.
Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.
Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.
Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.
Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

Autor: Mario Benedetti
*Quédate tranquila, dejaré que mis heridas sanen para que alguna sonrisa sincera pueda regalarte.
Disculpa mi extrañeza y perdona mi apatía, la verdad es que más duele estar así contigo.
Quédate tranquila querida, que años nos quedan por vivir y vida queda por contarnos.

3 comentarios:

CaO dijo...

La verdad que no conocía este poema de Benedetti. Está buenísimo. Me hizo pensar en mi próxima despedida de la ciudad en la que vivo y de sus gentes. Sobre todo me hizo pensar en sus gentes. Desearía que supieran despedirme tan bien como lo hace el uruguayo.

JoseLo dijo...

interesante el poemita
yo tampoco nunca lo habia leido

cuidate cholo
ya nos hablamos

Lolita Haze dijo...

Adoro a Mario Benedetti.
Y es como si cada parte de su poesia destilara siempre amor, asi no hable de el, amor.
Gracias por tu comentario.
Me estimulas a escribir mas, aunque nunca sea famosa, ni nadie mas me lea. SE que ya no morire, sere inmortal porque vivire en mis letras oscuras, en los latidos de alguien mas que leyendome sintio algo parecido a la ilusion, o la desencanto.
Espero leeer mas Comnetarios tuyos..
Gracias
Superchica.
TU lolita