jueves, agosto 14, 2008

El Principe de Nadie


Hace un par de días, hablando con la mama de mi enana, me puso a pensar en sobre manera de como están resultando nuestras vidas los últimos años. La cuestión se dio de la siguiente manera, ella , con nuevo trabajo, esta practicamente todo el día conectada al chat, yo, con computadora nueva y conección a Internet me la paso casi toda la tarde frente a ella, por lo menos estos primeros días. La conversación empezó a fluir de manera usual, muchos modismos de buena educación, todo muy formal hasta que tocamos el tema de la bebe, me comentó lo mal que la está pasando en su casa, que siente que nadie la ayuda, todo con su cuota de drama agregado que le suele aumentar en sus relatos, muy gentilmente le ofrecí tomarse una taza con café mientras charlábamos, a lo cual no puso muchas réplicas.

Llegada la noche, nos pusimos en contacto, le di alcance a unas cuadras de mi casa y nos pusimos en marcha rumbo al Café después de un afectuoso saludo. Con las tazas servidas, sentados uno al lado del otro, nos poníamos al día, que de nuevo sucedía en nuestras vidas, tan dispares, tan opuestas, mientras ella me contaba de su trabajo y responsabilidades, yo le comentaba de mi nueva faceta de gígolo, de mi nuevo tatuaje y demás trivialidades, lo bueno, es que a final de cuentas coincidimos en una cosa, si la bebe está bien, sonreímos tranquilos.

La conversación generó muchos sentimientos por parte ella, su desesperación por Mikaela, por su enfermedad, por su futuro, su angustia, su impotencia, su voz pidiéndole cosas que aún no le puede dar, todo eso desencadenó en lágrimas que mojaban mi pecho, era la tercera vez que la veía llorar, a una mujer que siempre me pareció tan fuerte, lloraba una vez más frente a mí, la segunda por la nena, la otra vez, no sé si habrán sido sinceros sus sollozos, supuestamente fue por mí.

Tratando de calmarla, la abrazaba fuerte, ella tomaba mi mano y decía: ¿Quién nos espera? Andy, ¿Quién quiere que nos quedemos?¿Quién ? Mi respuesta, algo que salió del fondo de mí, suave, sin vergüenza: Yo, yo las necesito.

Un poco más tranquila, volvió a su estado normal, sarcástica, altanera, dueña del mundo, contó que una de las cosas que ella le pedía ultimamente era un hermanito, que veían juntas programas de partos, embarazos seguidos por cadenas de televisión, la bebe tomaba su vientre y preguntaba: Mami ¿Tienes un bebito aquí? Ella, de manera tan inteligente que me provocó aplaudirla, le explicó que para eso tenía que tener un esposo, a lo que la enana replicó: ¿qué es un esposo? Volvió a explicar: ¿Recuerdas el príncipe de la Cenicienta?¿qué se casan y viven felices para siempre? Primero necesito un príncipe para poder tener hijitos. Sin detenerse, la mente de la enana generó una nueva interrogante: ¿quién es tu príncipe? ¿el gordo? - su último ex- ¿Andy?¿Es Andy?. Después de eso me comentó que esta vivaracha mujercita de cuatro años la fastidiaba conmigo, como su príncipe. Bueno, algo debió haberle quedado en el subconsciente, le dije burlonamente, a lo cual sólo atinó a sonreír. Todos esos besos frente a ella, cuando creíamos que no entendía en lo más mínimo, que los recuerde a estas alturas, alucinante.

Dando una vuelta por el parque, con mi perra de acompañante, decidí llamarla para saber si la enana estaba despierta, la despedida había sido fría, impersonal, como todas las veces desde hace tres años, me dijo que ya dormía, era algo tarde también y hacía un viento helado que escarapelaba el cuerpo, cuando me disponía a colgar: Hey! Andy. Dime. Gracias, por el café, por todo. No te preocupes, descansa. Gracias, te quiero mucho. A estas alturas, escuchar su voz reproduciendo tales palabras, me provocaron una sonrisa, pero por ahora, prefiero no ser príncipe.

7 comentarios:

Carlos Daniel dijo...

Andrés como siempre demostrándome q tienes dotes d redactor...x algo tas en la facu.. weno q dcirt me xvr el artículo...sigue así xD!!!^^

JoseRD dijo...

Chevere el post, pero... y esa foto en la parte superior del blog?... esa no me la sabía.

DaNiElA t. dijo...

gran post... me kede pensando en la pregunta de M... los niños siempre tienden a hacer la pregunta indicada para pornernos nerviosos o la frasejusta para dejarnos con una sonrisa...

Slds

JoseLo dijo...

El principito

y como dice el puma...
y esa foto de arriba ¿?

bonito post cholito
hablamos en la madrugada por mensajero
cuidalo

debiiiiii dijo...

la enana hizo esa pregunta por las cosas que vio mientras crecia , ella esperara que su deseo se cumpla y que por alguna de esas cosas de la vida tu termines siendo el principe de su mami...

natalia dijo...

Que linda historia. Y que bien la has contado

FabuMona dijo...

Pasé a agradecer el comment y tropecé con "El Príncipe de Nadie"
A+ por el título!! Perrrrfect!
;?)