domingo, septiembre 07, 2008

El momento en que me di cuenta...

... fue cuando me buscaste para dormir.

Me di cuenta de que te amaba cuando miraste mis ojos y te diste cuenta que eran igual a los tuyos. Abriste mis párpados y dijiste: tus ojos son marrones. Yo respondí: así es. Tú sonreíste y abriste tus párpados acercándote a mí. Mis ojos también, y te dejaste abrazar.

Me percaté de que te amaba en el momento que, sin pensarlo, me diste un tierno beso y me dijiste que no me vaya. Estábamos viendo la película que había comprado y querías terminar de verla conmigo, te movías cual gusano en el sofá, levantaste mi brazo y te acurrucaste bajo él, te quiero abrazar me dijiste, y fui la persona más feliz del mundo.

Lo noté cuando me tomabas el pelo hablando por teléfono. Escuchaba tu vocecita, contándome sobre tu colegio, sobre tus tíos cuando jugaban contigo, sobre el hamster que torturas cuando lo sacas de su jaula; tú parloteabas sin cesar, y cuando yo intentaba conversarte sólo decías: bla bla bla bla bla, me reí hasta el día siguiente con esa ocurrencia.

Me di cuenta cuando, llamándome por mi nombre, cual persona de mi edad, me dijiste que ya no te diera besos pues mi barba picaba. Mi dejadez por la apariencia terminó ese mismo día, porque al llegar a mi casa lo primero que hice fue afeitarme y echarme loción. Cuando dijiste que mi cabello olía raro corrí a lavarmelo, cuando notaste que mi aliento estaba fresco te dejaste besar.

Caí en la cuenta, en el momento que casi sin querer, medio dormida, te alejaste de tu mamá y me buscaste. Me habías obviado toda la noche, revoloteando entre piernas y humo de cigarrillos, husmeando en las conversaciones, quitandome los lentes, huyendo sin zapatos, y cuando por fin te cansaste, cuando estabas por dormir, de los brazos de tu madre te acomodaste en los mios y soñaste tranquilamente.

Me di cuenta de que te amaba cuando, casi sin percatarme, dejé de añorar a tu madre, pero seguía extrañandote. La noche estaba avanzada y el alcohol hacía efecto, y antes de dormir, después de ver a ambas, lo único que hice fue pensar en ti.

4 comentarios:

JoseLo dijo...

WUUUUUUU
primero!!!1
AJJAJAA

Está bueno cholito, recontra sentido

me gustó un huevo

MaPo dijo...

amor amor amor amor tema mas q interesante y sin explicacion..

Silvanna dijo...

tu extraña manera de ver el mundo
me parece una gran mierda,
por eso me ayuda hablar contigo :)
no tienes un punto de vista objetivo.. tienes un punto d vista real, y lo real es subjetivo. Todo esta en la mente, y los sentimientos tambien estan ahi.

Por que no existe el OLVIDALO, TODOS HEMOS PASADO X LO MISMO, STARAS BIEN MAÑANA.

tu me das el: DUELE, JODE, PERO NO MATA.. LLORA :) SUFRE, ES UN PROCESO Y TODO CAMBIA :)

EdAniKama dijo...

Yo creo en esto: te puedes pasar la vida inventando momentos, creandolos, en los que puedes decir, susurrar, gritar que eres feliz, que nada te falta, que amas plenamente... pero la verdad es, que cuando menos lo esperas, cuando mas distraido estas, alguien te mira a los ojos y se aleja de ti siendo tan ella misma que te es irresitible dejar de amarla... solo porque es ella y solamente ella... ni mas ni menos... lo exacto y preciso que encaja en ti.